sábado, 5 de abril de 2014

this is a goodbye poem

¿Fue ella quién esperó contigo en el puente,
quién destrozó las eneas del río y las vio volar hacia el cielo y luego ensuciar el agua?
No, esa no fue ella.
Esa fue Otra.

Otra es la niña,
la melancólica y estúpidamente eterna niña
que te rompió el corazón más de mil  veces cuando aún no lo tenías.
(porque ella tampoco lo tenía aún
y ninguno lo sabíais). 
Ella, la de ahora,
nunca besará contigo el barro de la lluvia.
No sabrá que
- hace veinte, quince centímetros-
fue Otra quién te enseñaba los nombres de las plantas
y te descubría la Osa Mayor entre los árboles.
No sabrá nada de quien se llevó tu beso escondido,
como Peter Pan se llevó el de Wendy.

Ella, la de ahora, no sabrá nada.
Pero ella, la de ahora,
te hará mortalmente feliz.



martes, 1 de abril de 2014

¿Cuántas cosas distintas pueden hacerte llorar?

¿Cuántas cosas distintas pueden hacerte llorar? Yo os quiero decir estas:

las hojas secas,
los niños muertos,
la nieve sucia,
las ropa vieja,
los juguetes rotos,
las fotos gastadas,
las personas anónimas,
las mansiones en ruinas,
las casetas de la infancia,
los senderos del bosque,
los charcos,
los ríos desbordados,
el primer amor,
los árboles frutales,
los árboles caducos,
los árboles perennes,
las flores prensadas,
las niñas que peinan muñecas,
tu mamá muerta,
los nidos de los pájaros,
los disfraces,
la noche,
la lluvia,
el barro de la lluvia,
las estrellas fugaces,
los eclipses,
el arco iris,
los peluches con nombre,
los hijos únicos,
la parálisis,
no sé
yo.